Viernes, 29 de abril de 2016

Los adolescentes y la alimentación

Viernes, 29 de abril de 2016
image_pdfimage_print

adolescentes

29/04/2016 – En la adolescencia, como etapa de cambios, la alimentación juega un papel clave. La etapa de la adolescencia es una fundamental en la vida del ser humano porque allí desarrolla sus capacidades cognitivas y se da el mayor crecimiento oseo y de la talla. Una carencia nutricional va a afectar ese crecimiento.

La Lic. Loreley Baravalle de Córdoba Nutrición, considera que hay 3 nutrientes fundamentales para el crecimiento óptimo: calcio, hierro y omega 3.

+ Calcio: Los adolescentes necesitan entre 1200 a 1500 mg por día. La masa ósea se desarrolla hasta los 18 – 20 años en los que se puede absorber calcio ya después no.  Un vaso de leche aporta 170 mg, el queso es más concentrado y aporta mucha más cantidad de calcio. “Además de leche, se puede incluir sésamo en las comidas que contiene mayor calcio que los lácteos” Lic. Baravalle. Además existe el calcio de origen vegetal (acelga, espinaca, rúcula, achicoria, orégano, albaca y perejil): “Mientras más oscuro es el oscuro de la hoja verde, más calcio y hierro aporta. Aunque el calcio de los lácteos se absorbe más rápido”. Atención: “Los altos consumos de azúcar evitan la absorción del calcio. Lo mismo el café, que incluso tomándolo con leche, interfiere en su absorción”.

+ Hierro: El hierro le permite al adolescente formar nuevos tejidos. La falta de hierro, además de la anemia va a disminuir el rendimiento intelectual y producir fatiga. Alimentos que contienen grandes cantidades de hierro: carnes rojas y blancas; sésamo, lentejas y legumbres, espinaca y jengibre.

En cuanto al hierro de origen vegetal las semillas de sésamo también están primeras en la lista

+ Omega 3: Es fundamental para el desarrollo del conocimiento y aprendizaje. Es una familia de ácidos grasos presente en los pescados. “Los pescados considerados azules: atún, sardinas y juret que tienen grasa pero de la buena, la que necesitamos”. Las semillas de lino y chía también son una buena fuente de omega 3.

Encontrá las recetas recomendadas haciendo clic aquí