martes, 12 de junio de 2018

¿Qué plagas está despertando el faraón que llevo adentro? – Padre Fernando Cervera

martes, 12 de junio de 2018
image_pdfimage_print

12/6/2018 – El Padre Fernando Cervera, sacerdote jesuita, reflexionó sobre las dificultades y las plagas de Egipto.

“La imagen de las plagas de Egipto, nos hace pensar en algo que es inmanejable, algo que nos llueve, y arruina el medio donde vivimos”, indicó el Padre Fernando. Y agregó que “Nosotros personalmente, comunitariamente, socialmente, tenemos nuestras plagas producidas por nosotros mismos, puede que parezcan llovidas de afuera, pero en realidad, nos vienen como invadiendo, porque no las conocemos”.

“En la historia de la libertad que Dios quiere para nosotros, una libertad que nos conforma como pueblo, nos agrupa en una alianza de amor con Dios, pueden existir plagas, pueden existir adversidades, pueden existir faraones, pero no para mirar para afuera, sino para mirar para adentro”, señaló.

Podemos ser nuestro propio faraón

“La persona que se encierra en sus propios criterios, que tiene una cerrazón en su autosuficiencia, en sus propios caprichos o en su soberbia, hace que despertemos plagas”.

El faraón ha decidido encerrarse – señaló el Padre Fernando – no buscar, ni aceptar lo que Dios le está diciendo, le está proponiendo, no aceptar la libertad de sus hermanos, – porque los israelitas convivían con los egipcios – sino que se ha encerrado en su poder, en su manera de resolver las cosas, esto despierta las plagas”.

En torno a esto, podemos preguntarnos nosotros también, ¿Qué plagas está despertando el faraón que llevo adentro?

En el término de San Ignacio, “se arma un desorden de afectos, un verdadero desorden interior que lleva a una problemática entre los vínculos que puede desbordarnos seriamente, como pasa en este Egipto encerrado en la soberbia de su tirano”, afirmó.

“Cuando nosotros nos dejamos llevar por nuestras plagas interiores, hay una posibilidad de transformación hacia algo negativo, algo destructivo, algo que nos causa daño, no hacia la transformación que Dios quiere, nos propone, nos ofrece, sobre todo hacia la persona de Jesucristo”.

Finalmente el Padre Fernando Cervera señaló que esta lectura se nos ofrece como una posibilidad de meternos en la escena bíblica e interpelar la propia vida.