miércoles, 31 de octubre de 2018

El aborto es un delito, pero la Anmat autoriza venta de Misoprostol en farmacias

miércoles, 31 de octubre de 2018
image_pdfimage_print

31/10/2018 – Se trata de la droga que se suele utilizar para poner fin a los embarazos “no deseados” y que en ocasiones provoca gravísimas lesiones a las mujeres, incluso con casos mortales. El Gobierno dice que es para los casos de abortos que están comprendidos en la ley vigente.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (la Anmat) autorizó la venta en farmacias, bajo receta archivada, de “misoprostol”, la droga que se utiliza para eliminar niños por nacer, con graves riesgos para la vida de la mujer.Y que también se suele usar en casos de abortos que tolera la legislación argentina vigente: en caso de riesgo para la salud de la madre, en caso de violación, o cuando el feto es inviable.

Al respecto, la doctora Mariana Rey Saravia, que es médica especialista en nutrición, pero que trabaja para “La Merced Vida” e integra el movimiento “Médicos por la vida”, le dijo a Radio María Argentina: “Con esto, lo que está haciendo el Gobierno es favorecer el aborto como si fuera legal”

Por su parte, Marcelo Peretta de la Federación de Farmacéuticos de la República Argentina considero: “Desde el punto de vista jurídico esto es un escándalo, desde el punto de vista político es un escándalo porque el Congreso, que es el máximo organismo legislativo en nuestro país, hace más de 60 días dijo que “No” al aborto”.

Raúl Magnasco, es presidente de la “Fundación Más Vida”, desde donde han trabajado y siguen trabajando en distintos niveles para la defensa de la vida, nos dijo: “La decisión de vender el Misoprostol en farmacias no es oficial, no hay dictamen del ANMAT ni publicación en el Boletín Oficial; lo que la reviste de un carácter ilegal”.

Finalmente, la farmacéutica Georgina Giraldi, vicepresidenta del Colegio Farmacéutico de Córdoba expresó a los micrófonos de nuestra emisora: “En el caso del “Misop 200”, que es lo que autorizaría ANMAT a partir de enero del 2019, son comprimidos vaginales, es de aplicación vaginal para uso terapéutico ginecológico pero aclaremos esto, es de uso terapéutico no está para nada autorizada para realizar abortos.”

Giraldi detalló que, este medicamento “se administra normalmente para facilitar procesos de partos, para utilizarlo antes de operaciones uterinas, para poder facilitar la eliminación de coágulos o de miomas pero, estrictamente determinado por un médico para salvar la salud y la vida de esa mujer.”