martes, 5 de mayo de 2015

Soportar las tribulaciones cristianas no es sadomasoquismo

martes, 5 de mayo de 2015
image_pdfimage_print

VAT06 VATICANO (VATICANO) 02/04/2015.- El papa Francisco celebra la Misa Crismal en la basÌlica de San Pedro en el Vaticano hoy, jueves 2 de abril de 2015. La Misa Crismal marca el comienzo del Triduo Pascual, centro y culmen del AÒo Lit˙rgico, y se celebra el Jueves Santo, dÌa en que se conmemora la instituciÛn de los sacramentos de la EucaristÌa y del Orden Sacerdotal por Jesucristo durante la Ultima Cena, seg˙n la tradiciÛn cristiana. EFE/Maurizio Brambatti

05/05/2015 – Tribulaciones, confianza, paz. Son las tres palabras sobre las cuales el Papa Francisco ha desarrollado la homilía de la Misa de hoy en Santa Marta. El Pontífice subrayó que el cristiano no tiene una “actitud sadomasoquista” frente a las dificultades, sino que confía en el Señor con confianza y esperanza.

San Pablo fue perseguido, pero a pesar de las mil tribulaciones permanece firme en la fe y alienta a los hermanos a esperar en el Señor. El Papa Francisco tomo pie del pasaje de los Hechos de los Apóstoles, en la primera lectura, para detenerse en tres puntos: tribulaciones, confianza, paz. Y en seguida subrayó que para entrar en el Reino de los Cielos hay que “pasar por momentos oscuros, por momentos difíciles”.

Sin embargo, advirtió, esta “no es una actitud sadomasoquista”, sino “la lucha cristiana” contra el príncipe de este mundo que intenta separarnos “de la Palabra de Jesús, de la fe, de la esperanza”. “Soportar las tribulaciones”: es una frase, reveló el Papa, que el Apóstol Pablo usa mucho.

“ ‘Soportar’: es más que tener paciencia, es llevar sobre los hombros, llevar el peso de las tribulaciones. Y también la vida del cristiano tiene momentos así. Pero Jesús nos dice: ‘Tengan valor en ese momento. Yo he vencido, también ustedes venceran’. Esta primera palabra nos ilumina para ir a los momentos más difíciles de la vida, los que nos hacen sufrir”.

Y tras dar este consejo, prosiguió, Pablo “organiza esa Iglesia”, “reza sobre los presbíteros, impone las manos y los confía al Señor”.

Roma, Papa Francesco visita la parrocchia di Ognissanti

La segunda palabra: “confianza”. “Un cristiano – dijo – puede sobrellevar las tribulaciones y también las persecuciones confiándose al Señor”. Sólo Él, reafirmó, “es capaz de darnos la fuerza, de darnos la perseverancia en la fe, de darnos la esperanza”.

“Confiar algo al Señor, confiar al Señor este momento difícil, confiarme al Señor, confiar al Señor a nuestros fieles, nosotros los sacerdotes, los obispos, confiar al Señor a nuestras familias, amigos, y decir al Señor: ‘Cuida de estos, son tuyos’. Es una oración que no hacemos muchas veces, la oración de la confianza: ‘Señor te confío esto, llévalo Tu adelante’, es una bella oración cristiana. Es la actitud de la confianza en el poder del Señor, también en la ternura del Señor que es Padre”.

Cuando una persona hace “esta oración” desde el corazón, añadió, entonces siente que se confía al Señor, está segura: “Él no defrauda nunca”. La tribulación, fue la reflexión del Papa, nos hace sufrir, pero “la confianza en el Señor te da esperanza, y de aquí viene la tercera palabra, la paz”.

Francisco recordó lo que Jesús dice como “despedida” a sus discípulos: “Mi paz les dejo, mi paz les doy”. Pero, subrayó, “no una paz, una simple tranquilidad”, sino una paz que “va dentro, también una paz que te da fuerza, que refuerza lo que hoy hemos pedido al Señor: nuestra fe y nuestra esperanza”.

“Tres palabras: tribulación, confianza y paz. En la vida debemos ir por caminos de tribulación, pero es ley de vida. Pero en estos momentos confiarse al Señor y El responde con la paz. Este Señor que es Padre nos quiere mucho y nunca defrauda”.

Fuente: Aleteia