Un franciscano keniata elegido como el mejor profesor del mundo

miércoles, 27 de marzo de
image_pdfimage_print

27/03/2019 – El hermano franciscano Peter Tabichi llegó más alto de lo que alguna vez imaginó. Este maestro de matemática y física que enseña en la escuela secundaria Keriko Mixed Day, en Pwani Village, en una zona remota y semiárida en Kenia, explicó que lo que busca con sus enseñanzas es impactar positivamente en su país y en toda África. Fue galardonado como el mejor maestro del mundo. El docente keniata ganó el Global Teacher Prize 2019, que entrega la Fundación Varkey y al que se compara con el premio “Nobel” de educación. Tabichi recibirá un millón de dólares. Proyectos donde invertirlos no le faltan. Entre los 10 finalistas estuvo el docente de la Escuela Técnica N° 5, de Temperley,Martín Salvetti, el primer argentino en haber llegado a esta instancia final.

“Es increíble (la obtención del premio). Se lo debo todo a Dios”, declaró este lunes al diario keniano “Daily Nation” el maestro, quien fue reconocido por “la dedicación, el arduo trabajo y la confianza apasionada de Tabichi en el talento de sus estudiantes”.

“Me uní a la vida religiosa porque quería ser capaz de dedicarme de todo corazón para ayudar a los demás. (…) Unidos, podemos hacer de este mundo un lugar mejor para vivir. ¡Gracias a Dios y sean bendecidos!” comentó en su cuenta de Facebook hace algunos meses.

 

“Tienes que hacer más y hablar menos”, matiza este profesor de 36 años, que también forma parte de la orden franciscana, imparte clases desde hace 12 años y dona el 80 % de su salario a los más pobres de su comunidad. La labor de Tabichi va más allá del aula e incluye enseñar a los estudiantes métodos alternativos de cultivo para abordar la inseguridad alimentaria en la región, donde la hambruna es habitual.

Pasión por la ciencia

Según se conoció la mayoría de sus alumnos son pobres. Muchos también huérfanos, y algunos no tienen casa. La comida no siempre llega al plato para los chicos, por eso Tabichi instaló una cocina en la escuela. Cree en sus estudiantes, y los motiva. Uno de los proyectos por los que quedó seleccionado es el Club de Ciencias que desarrolló en la escuela, ayudando a los alumnos a diseñar proyectos de investigación, con tanta aprobación y entusiasmo que el 60% de sus alumnos califica actualmente para las competencias nacionales. Incluso ya han obtenido algunos premios, por más que su escuela pública tenga escasos recursos en relación a otras instituciones educativas. El Club de Ciencias también logró clasificarse para participar en la Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería que se celebrará este año en Arizona (Estados Unidos).

“Todos los días en África pasamos una nueva página y un nuevo capítulo. Hoy es un nuevo día. Este premio no me reconoce a mí, sino a todos los jóvenes de este gran continente. Sólo estoy aquí por lo que mis alumnos han logrado. Este premio les ofrece una oportunidad. Le dice al mundo que pueden alcanzar lo que deseen”, dijo el maestro al recibir el mayor premio. Y Siguió: “Los jóvenes de África ya no serán detenidos por las bajas expectativas que pesan sobre ellos. África producirá científicos, ingenieros, empresarios, cuyos nombres serán famosos algún día en todos los rincones del mundo. Y las niñas serán una gran parte de esta historia”.

Tabichi, con otros cuatro colegas, también da clases individuales a alumnos de bajo rendimiento en Matemáticas y Ciencias fuera del horario escolar, y durante los fines de semana. Cuenta que es durante esos momentos de visita en las casas de los estudiantes que aprovecha el tiempo para conocer a sus familias y darse cuenta de los desafíos que enfrentan.