Martes, 24 de octubre de 2017

Francisco envió una carta a Javier Cámara sobre su paso por Chile como estudiante

Martes, 24 de octubre de 2017
image_pdfimage_print

javier camara1

24/10/2017 – El P. Javier Soteras y Javier Cámara fueron invitados por la Conferencia Episcopal Chilena a participar del III Encuentro para comunicadores realizado en la Universidad Santo Tomás en vistas a la visita del Papa Francisco al país hermano en Enero.

Javier Cámara, cordobés y periodista en Radio María Argentina, consultó a Francisco sobre los recuerdos que tiene de Chile, en donde vivió mientras se formaba en la Compañía de Jesús entre 1959 y 1960. Javier Cámara es coautor del libro “Aquel Francisco”, primera biografía del Papa Francisco que concentra la historia del Card. Bergoglio centrándose en sus dos estadías durante su formación por Córdoba.

Francisco contestó el correo electrónico donde compartió sus experiencias más significativas mientras vivía sus años de formación jesuita en la etapa de “juniorado”, que realizó entre 1959-1960:

Sr. Javier Cámara

Querido hermano:

Gracias por su correo. Respecto a lo que Usted me pregunta señalaría los siguientes aspectos:

1. Quizás lo que más me dio el año de juniorado fue una marcada apertura al humanismo. Y esto no solo por los estudios clásicos que hice, sino por el modo como estaba encarnada la formación. El equipo de formadores ayudaba a crecer en el conocimiento (intelectual, afectivo y de belleza) de la realidad. El horizonte se ampliaba y la espiritualidad ignaciana era vivida con una gran riqueza humana y espiritual. La dirección espiritual era muy bien cuidada y armonizaba el conjunto.

2. Los cursos de historia de la cultura, historia del arte, que dictaba el P. José Donoso eran de mucha categoría. Esto me marcó notablemente.

3. Y todo esto llevaba a una maduración en el ejercicio de la libertad.

4. Ese año, 1960, también viví de modo muy cercano la tragedia del terremoto. Buena parte de mis compañeros se desplazaron al sur para ayudar. Esto indica la capacidad que tenía la formación que se nos daba para asumir los hechos de la vida e integrarlos en nuestra vida apostólica y religiosa. Los Superiores sabían armonizar todos los aspectos.

5. Respecto al n.2 añado que todavía conservo los apuntes de clase del p. José Donoso.

Esto sería lo más significativo.

Quedo a su disposición. Por favor, no se olvide de rezar por mí. Saludos a su familia.
Que Jesús lo bendiga y la Virgen Santa lo cuide. Fraternalmente,

Francisco