Martes, 11 de octubre de 2016

Adolescentes: límites y libertades

Martes, 11 de octubre de 2016
image_pdfimage_print

Liliana Gonzalez

11/10/2016 – Los adolescentes necesitan papás presentes y necesitan saber de libertades y de límites. Conversamos con la Lic.Liliana Gonzalez licenciada en Psicopedagogía, especialista en clínica de niños y adolescentes.

Recientemente publicó el libro “Crecer apurados”. Iniciado el tema comentó que “justo se da en estos días cuando conocimos la triste noticia de la muerte por un ataque cardíaco del padre de la chica adolescente que había invitado a una fiesta en su casa y fueron 600 adolescentes”.

“Es raro el concepto de ir a una fiesta a pasarla bien y terminar pasándola tan mal. Se escuchaba una ausencia de adultos: no estaba ni el papá ni la mamá” en esa tragedia.

“Yo le digo a los padres que aunque moleste la presencia de ellos, porque los chicos rechazan la presencia de los padres, hay que estar. Hay que estar para los desbordes y para la contención. Hay que estar porque son menores y mientras son menores la responsabilidad es de los papás” comentó la Lic. Gonzáles. “Que esta chica haya querido hacer un boliche a los 13 años en su casa, como si no pudieran esperar a los 17 para entrar a un boliche o a los 15 a ir a una fiesta. Quiero lo que quieren los grandes aunque tenga 13 años. ¿ A dónde empezó el apuro, con la revolución hormonal? No, ya hay nenes con 8 o 9 años apurados pidiendo temática de boliches en los cumpleaños y hay padres que dudan a cerca de si eso hay que favorecerlo o no”.

“Los padres tienen que tener tiempo para pensar, y a veces decimos que sí porque no hay tiempo o para evitar el conflicto. Hay que tener tiempo para pensar qué es lo mejor para los chicos. Y lo mejor  para nuestros hijos nunca es apurarlos y dejarlos que vayan a 200km por la vida, porque seguramente hay un accidente. 

Contó el caso de pacientes de 10 años que los chicos le piden a sus padres hacer pijamadas con dos condiciones: que ellos eligen la película y que los padres no tienen que estar. Y los padres me vienen a consultar cuando el no debiera ser rotundo.

Soledad + pantallas

“Soledad + pantallas es explosivo. A mí me llama la atención como los padres tienen muy claro como cuidar a los chicos en el mundo real, pero no los estén cuidando en el mundo virtual. En el mundo real “no te subas al auto de un desconocido, no tomés una gaseosa abierta, cruzá por la senda peatonal, no pongás los dedos en el enchufe, ” son claros, y después los dejamos solos en el mundo virtual como si ahí no hubiera peligros cuando en realidad es mucho más peligrosos. Si la ley dice que hasta los 16 años no pueden tener Facebook y los chicos lo tienen antes, si lo quieren y los padres lo permiten que sea con la clave y los padres la tienen que tener, no por control policial sino para que los chicos sepan que los padres cada tanto pueden entrar, ver con quiénes hablan, qué paginas visitan… sino es dejarlos solos y ellos solos no pueden” comentó la especialista.

Además, la Lic. Liliana contó que “si está costando tanto tanto tanto hablar con el hijo adolescente quizás sea algo acarreado de antes. El tiempo para la escucha hay que construirlo desde muy chiquitos, desde que empiezan a hablar necesitan orejas. Ahí hay que poner el acento”.