jueves, 5 de mayo de 2016

Bullying y violencia escoclar

jueves, 5 de mayo de 2016
image_pdfimage_print

bullying

05/05/2016 – La violencia escoclar y el bullying son problemas cada vez más graves. Cuatro de cada 10 chicos de entre 13 y 16 años son víctimas del bullying.  y sólo reclaman que les presten atención cuando piden ayuda para que termine lo que viven como un “calvario”, de acuerdo con los resultados de un relevamiento de la Asociación Ciudades Sin Bullying.

Por iniciativa de las Naciones Unidas, desde el 2012, el 2 de mayo se celebra en varios países el Día Mundial de la Lucha contra el Bullying con el objetivo de generar conciencia social sobre esta problemática.

En conversación con Radio María, la Lic. Paula Sansalone, psicóloga infanto-juvenil especialista en bullying y violencia escolar, miembro de equipo aba (anti-bullying argentina) se refirió al tema, consecuencias y modos de detectar en los niños cuando lo están sufriendo.   

En cuanto a cómo proteger a los que sufren bullying comentó que “no existe una única respuesta y válida para todos los casos. No es lo mismo un chico que llega a poder contarle a un adulto lo que le pasa, a otro que está callado y no se anima a hablar. La primer manera es estar muy atento, porque el bullying es una trampa de silencio. Ante el silencio, ante la impunidad, y el miedo que hace que los chicos no pidan ayuda ocasiona que se perpetúe en el tiempo”.

Además, diferenció el bullying de la violencia escolar: “Cuando hablamos de bullying estamos refiriéndonos a un tipo de maltrato que se da entre pares, con una frecuencia sistemática (puede llegar a años) y tiene que existir un desequilibrio de poder entre las partes donde uno de ellos tiene miedo o se siente en inferioridad de condiciones con respecto a la otra forma”. 

Existen diferentes formas de bullying: maltrato físico, maltrato verbal, maltrato social y ciberbullyng, donde lo que se hace es usar cualquier tipo de medio tecnológico para expandir el maltrato en cualquiera de sus formas.

“En todos los casos es importante que nos involucremos todos los responsables para poder resolverlos, porque el bullyng no es problema de chicos que puedan resolver ellos solos” aclaró la Lic. Paula Sansalone. 

 

“No hay chicos malos”

“Los que somos psicólogos y terapeutas de niños sabemos que chicos no son malos, no es que se portan mal porque sean malos, sino que están aprendiendo a regular sus emociones. Lo más probable es que las malas conductas sean emociones que no saben manejar como el enojo, como el miedo, la vergüenza o la frustración” explicó.

Si los adultos podemos descubrir, indicó la especialista, qué hay detrás de esa conducta y enseñarles de qué manera gestionarlas adecuadamente y de manera adaptativa, los chicos van a aprender a dirigirse de una manera diferente a la violencia que aprendieron.

“Violencia no es lo mismo que agresividad, y esto va dirigido especialmente a los chicos más chiquitos pre escolares. En esa edad no hablamos de bullyng porque a esa edad las conductas agresivas son bastante frecuentes porque los chicos tienen un sistema nervioso inmaduro y no han aprendido a regular sus emociones. En esas edades es muy importante que los docentes estén atentos porque al no tener el lenguaje totalmente desarrollado es muy frecuente que los chicos se expresen corporalemente pegando o sacando cosas, pero es un proceso evolutivo normal” concluyó la Lic. Paula Sansalone, especialista en bullying y violencia escolar.