Martes, 6 de febrero de 2018

Dejar a Dios ser Dios

Martes, 6 de febrero de 2018
image_pdfimage_print

26233744_1467806046651867_992552901739763648_o

06/02/2018 – En el “Hoy puede ser”, todos los lunes de enero y febrero, escuchamos las reflexiones que Pablo Martínez, músico y catequista, hace a partir de sus canciones.

En esta oportunidad, tomó la canción “Así sea”. Parte de su letra reza lo siguiente:

Me desconcierta tu accionar,
que me supera tu pensar,
si elijo esto, vos lo otro,
si digo negro, dices blanco.
Te especializas en cambiar,
me desprogramas al andar,
desestructuras mis esquemas,
Y tienes tiempos diferentes.

Y me cuesta darme cuenta
que esta historia es tuya y no mía.
Que el que sabe, hace y guía,
eres Tú Señor y que así sea.

Comprender que muchas veces a Dios no lo comprendemos. Descubrir que nosotros tenemos ciertas expectativas que difieren a lo que Dios quiere. Pensamos que Dios debería actuar de tal manera. Que Dios tendría que hacer lo que nosotros queremos.

Pablo nos invitó en este anuncio a dejar a Dios ser Dios y nosotros no ejercer el “ejercicio ilegal de la divinidad”.

“El que sabe, y el que guía es el Señor y a nosotros nos queda este acto de fe del “asi sea”.

El anuncio que nos propuso Pablo tuvo que ver con el impredecible accionar de Dios.

De muchas manera el ser humano busca domesticar, y eso de revela en la relación con nuestras mascotas por ejemplo. Y a veces podemos aplicar esta misma estrategia para con Dios. Esta actitud se nota en las veces que le pedimos algo y pretendemos que Él responda exactamente como nosotros queremos , en la forma que deseamos, en el tiempo que estimamos, que Él actúe en la manera que nosotros lo haríamos o le pedimos que lo haga. Queremos domesticar a Dios cuando nos enojamos con el Señor porque no hace lo que le pedimos. Cuando nos negamos a una gran verdad: Dios es libre. Dios es el que decide, su voluntad es infinita.

Por eso Pablo nos invitó a hacer el ejercicio de preguntarnos: ¿En que situaciones queremos domesticar a Dios, en que aspecto de nuestra vida lo estamos encasillando para que haga lo que nosotros queremos?