Lunes, 5 de agosto de 2013

Francisco habló de cuestiones espinosas con periodistas especializados

Lunes, 5 de agosto de 2013
image_pdfimage_print

El Papa Francisco volvió a sorprender: durante el vuelo que lo llevaba de vuelta a Roma, contestó 20 preguntas de todo tipo, incluso de las más delicadas, sin rodeos ni formalismos. Después de su viaje de 7 días a Brasil y mientras viajaba con 71 periodistas en el vuelo papal, apareció en la parte trasera del avión y respondió a todo tipo de preguntas sin ningún problema, con humor, transparencia, inteligencia y sinceridad absoluta. "Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para criticarlo? El problema es hacer un lobby", afirmó el Santo Padre.

También habló de los obispos de la Curia que "dan escándalo" y mencionó a Monseñor Nunzio Scarano, quien fue arrestado recientemente acusado por corrupción y estafa, por usar el IOR para traer de forma ilegal a Italia 20 millones de euros de unos amigos desde Suiza. "Hay algunos que dan escándalo. Tenemos a este monseñor en prisión, creo que aún sigue, y no es que fue a la cárcel porque se pareciera precisamente a la beata Imelda. No era un santo. Son escándalos y hacen daño", sentenció.

Al ser consultado sobre si había encontrado resistencia en la curia romana, Francisco dijo: "Si hay, aún no la he visto, pero tampoco hice muchas cosas. Lo que si he encontrado es ayuda y gente leal. Por ejemplo, a mí me gusta cuando una persona me dice: 'Yo no estoy de acuerdo', y esto lo he encontrado. 'Yo esto no lo veo, no estoy de acuerdo, yo se lo digo y luego haga lo que quiera': alguien que te dice eso es un verdadero colaborador, y eso lo he encontrado. Pero esos que te dicen: 'Ay, qué lindo, qué bueno, qué bueno', y luego dicen lo contrario en otra parte, todavía no me he dado cuenta. Quizás hay alguno, pero no me he dado cuenta de estas resistencias. En cuatro meses no se pueden encontrar muchas", aseguró.

Asimismo, el Papa destacó que en la Curia hay cardenales, sacerdotes, obispos, monjas, laicos que rezan y trabajan mucho, que también van al encuentro de los pobres, a escondidas. "Yo sé de algunos que dan de comer a los pobres o que en su tiempo libre acuden a hacer ministerio en una iglesia o en otra. Hay santos en la curia", indicó Francisco. "Aunque también hay alguno que no es tan santo. Y esos son los que hacen más ruido. Ya saben, hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece", advirtió.