Jueves, 28 de mayo de 2015

“Hay cristianos que alejan a la gente de Jesús, porque solo piensan en su propia relación con Dios “

Jueves, 28 de mayo de 2015
image_pdfimage_print

papa-francisco-pensativo1-715x429

28/05/2015 – Hay cristianos que alejan a la gente de Jesús, porque solo piensan en su propia relación con Dios o bien porque son negociantes o mundanos o legalistas. Y hay cristianos que escuchan de verdad el grito de quien tiene necesidad del Señor, un breve resumen de lo compartido en la homilía del Papa Francisco de hoy en Santa Marta.

Comentando el Evangelio del ciego Bartimeo que grita a Jesús pidiéndole ser curado y que es reprendido por los discípulos para que se calle, el Papa Francisco ha clasificado a los cristianos en tres grupos.

Hay cristianos que se ocupan únicamente de su propia relación con Jesús, una relación “cerrada, egoísta” y no escuchan el grito de los demás -ha dicho el Papa-. Este grupo de gente, también hoy, no escucha el grito de tantos que necesitan a Jesús. Un grupo de indiferentes: no escuchan, están sordos al clamor de tanta gente que necesita la salvación, que necesitan la ayuda de Jesús, necesitan a la Iglesia. Esta gente es egoísta, vive para sí misma. Son incapaces de escuchar la voz de Jesús”.

“Después -ha proseguido-, están los que escuchan este grito que pide ayuda, pero quieren hacerlo callar”. Como cuando los discípulos alejaban a los niños “para que no molestasen al Maestro”: “el Maestro era de ellos, para ellos, no para todos. Esta gente aleja de Jesús a los que gritan, a los que necesitan la fe, a los que necesitan la salvación”.

Entre estos están los “negociantes, que están cerca de Jesús”, están en el templo, parecen “religiosos” pero “Jesús los expulsó porque hacían negocio allí, en la casa de Dios”, ha puntualizado.

“Son los que “no quieren escuchar el grito de socorro, prefieren dedicarse a sus propios negocios y usan al Pueblo de Dios, usan a la Iglesia para negociar. Estos negociantes alejan a la gente de Jesús”, ha retierado, y en este grupo están los cristianos “que no dan testimonio”.

“Son cristianos de nombre, cristianos de saludos y de recibimientos, pero su vida interior no es cristiana, es mundana. Uno que se dice cristiano y vive como un mundano, aleja a los que le piden ayuda a Jesús. Después están los legalistas, a los que Jesús reprende, que cargan peso sobre las espaldas de la gente. Jesús les dedica a ellos todo el capítulo 23 de San Mateo. ‘Hipócritas, les dice, os aprovecháis de la gente’. En vez de responder al grito de quien pide ayuda, alejáis a la gente”.

Hay un tercer grupo de cristianos, ha añadido Francisco: “los que ayudan a acercarse a Jesús”. “Este grupo de cristianos viven con coherencia lo que creen y ayudan a acercarse a Jesús a la gente que pide ayuda, que pide la salvación, que pide la salud espiritual para sus almas”.

“Nos hará bien hacer un examen de conciencia”, ha concluido el Papa, para entender si somos cristianos que alejan a la gente de Jesús o la acercan, porque escuchamos el grito de tantos que piden ayuda para su propia salvación.

Fuente: Aleteia