viernes, 14 de septiembre de 2018

La fe es un modo de mirar a la luz de la experiencia de un Dios que nos ama

viernes, 14 de septiembre de 2018
image_pdfimage_print

13/09/18- Los días jueves nos acompaña el Padre Norberto Arroyo, sacerdote hace casi 35 años, Párroco de la Parroquia Anunciación de María, en Córdoba, profesor de Biblia en el ITeC (Instituto Teológico de Córdoba), en el CEFyT (Centr de estudios Filosóficos y Teológicos de Córdoba). En esta oportunidad dialogamos sobre el camino de fe de Abraham.

 

¿Por qué Abraham es nuestro Padre en la fe?

La fe es lo que sostiene a Abraham en el camino. Abraham creyó y le fue tenido en cuenta para su justificación. Lo que nos salva es la fe y no los esfuerzos que nosotros podemos hacer. Por eso repasamos algunos textos que nos hablan de este camino señalado por Dios.

 

Vete de tu tierra , de tu patria y de la casa de tu padre

“Dios no le dice a Abraham adónde va a ir, le dice que Él lo va a conducir. Luego Dios le hace una serie de promesas “te bendeciré, engrandeceré tu nombre” y después todos serán bendecidos por la relación con Abraham. Esto nos muestra que uno descubre desde la fe la profundidad de las cosas mucho tiempo después. La fe es un modo de mirar a la luz de la experiencia de un Dios que nos ama.”

 

Anuncio del nacimiento de Isaac

Ante el anuncio del nacimiento de Isaac, Abraham cayó rostro en tierra y se hechó a reír. “Aquí se hace referencia a la risa porque Isaac en hebreo tiene que ver con la sonrisa. También Sara se ríe al enterarse de la noticia de la concepción de un hijo en su vejez, Dios le dice: ¿Por qué se ha reído Sara?; ¿Hay algo imposible para el Señor?. No hay nada imposible para Dios, esto es importante ya que los cálculos humanos hacen que no tengamos confianza. La persona desconfiada no cree en nada ni en nadie. Hay que jugarse a confiar porque para Dios no hay nada imposible.”

 

El sacrificio de Isaac … “caminar juntos”

Muy pocas veces en la Biblia se cuenta lo que pasa en el corazón de la gente. Por eso este texto del caminar entre el padre y el hijo en silencio ha sido muy estudiado. Abrahán atravezado por el amor a su hijo y por la obediencia a Dios. Isaac también tiene la plena disponibilidad de entregarse al Padre Dios. “Dios nunca va a pedir la muerte de un hijo. Dios sabía que Abraham tenía un corazón grande. Dios está a favor del ser humano y por eso a veces permite que tengamos que pasar situaciones difíciles. No es lo mismo permitir , que provocar para hacer daño.”

La fe pone en marcha … no asegura siempre claridad en el camino … no hay que pretenderla. Asegura la presencia fiel de Dios, su decisión invariable. Él es nuestra Roca. Pide confianza en el que llama y promete.

 

Te invitamos a escuchar la entrevista completa en la barra de audio debajo del título.