Martes, 11 de julio de 2017

Accidentes viales: “un genocidio silencioso”

Martes, 11 de julio de 2017
image_pdfimage_print

Depositphotos_37667915_m-2015

11/07/2017 – De acuerdo con las estadísticas de siniestralidad vial nacionales, por año en la Argentina mueren más de seis mil personas, unas 550 por mes, casi 20 por día.

“Andá más despacio”. Ése es el principal consejo de la Organización Mundial de la Salud en materia de seguridad Vial para este año. La frase clave de la campaña 2017 no es puro juego de palabras: el exceso de velocidad es la causa de uno de cada tres accidentes de tránsito en el mundo,

Desde hace tiempo, los organismos que tratan de frenar este silencioso genocidio instan a que los poderes estatales tomen medidas concretas para obtener resultados ciertos.

En Argentina, según las últimas cifras difundidas por la Asociación Civil Luchemos por la Vida, durante 2016 murieron 7.268 personas como consecuencia de accidentes de tránsito, lo que arroja un promedio de 20 víctimas fatales por día, unas 606 por mes.

A esto hay que agregar la enorme cantidad de personas que quedan con daños irreversibles en su salud, o con discapacidades permanentes a raíz de lesiones sufridas en accidentes, con todo lo que esto significa para la propia persona y para sus familias.

Al abordar esta problemática, en el programa “Diálogos de Actualidad”, el abogado especialista en siniestralidad vial, Horacio Botta Bernaus, sostuvo que, “uno de los problemas que tiene el resolver esta pandemia, como la a definido la Organización Mundial de la Salud, es la policausalidad. En siniestralidad vial no hay una única causa. No obstante, si uno tuviera que definir que es lo más urgente a abordar, diríamos que la falta de percepción de los riesgos mínimos es una de las causas recurrente en accidentes viales que cuestan múltiples vidas”.

800Imagef4d5d49e3f4646699afe985c85b7cb84

Por su parte, Gustavo Brambati, especialista en seguridad vial de CESVI Argentina, en dialogo con nuestra emisora consideró que, “no es suficiente el aplicar una buena política estatal de seguridad vial ya que, una vez que esta política se aplicó hay que sostenerla en el tiempo y ser respetada por autoridades y conductores”.

Un dato mas para finalizar, según la Federación Internacional del Automóvil los límites de velocidad y las normas sobre seguridad vial en la Argentina son adecuados, pero podrían mejorase e incorporarse nuevos topes de velocidades máximas, y también arreglar las rutas.