Martes, 18 de octubre de 2016

San Cura Brochero: argentinos en Roma

Martes, 18 de octubre de 2016
image_pdfimage_print

WhatsApp Image 2016-10-16 at 5.07.07 AM

19/10/2016 – El día domingo 16 de octubre vivimos uno de los momentos más esperados como Iglesia argentina: la Canonización de nuestro querido Cura Gaucho, a quien ya podemos llamar San José Gabriel del Rosario Brochero.

Vivimos con inmensa emoción la transmisión en vivo, desde la Plaza San Pedro, en Roma, de ésta fiesta de la Iglesia Universal. Siete nuevos santos fueron canonizados. El padre Javier Soteras nos acercó numerosos testimonios, inclusive el personal, sobre la experiencia de estar allí, presenciando la ceremonia.

“La oraciones, que para nosotros es Jerico, que es constante y que habrá que renovarla en nuestra obra; bella sin duda por tener como Madre a María, fecunda como es fecundo el amor de María por sus hijos. Un legado que nos deja Francisco en las figuras de estos siete santos, de Brochero en particular  para nosotros, de emprender el camino de oración dejando que el Espíritu Santo sea el que venza en nosotros y que venza a través de nosotros orando, no para ganar una guerra sino para ganar la paz”, compartió el director de Radio María Argentina.

Continuó diciendo que “la celebración ha sido de mucha unción, alegría, de espiritualidad de la normalidad. Es connatural a todo lo que vinimos viviendo. con mucho gozo. Es acontecimiento fundante de lo que nos queda como camino por delante de la Iglesia. La canonización de Brochero marca un antes y un después. Nos deja una huella a seguir y queremos hacerlo como él, con decisión y determinación de ese amor que lo hizo ir mucho más allá de todos los límites posibles.” Para ir concluyendo con su testimonio, agregó que el Papa Francisco agradeció  por su visita, la cual se dio el día anterior y que el Santo Padre dijo: “Yo no hice nada para que Brochero este ahí, fue el Señor” y así vive Francisco todo su ministerio.

14633738_10153718407441741_6233994469848374602_o

A continuación conversamos con el padre Carlos Bazzara, oriundo de traslasierra, misionero adyente en África, en el Niger quien nos dijo: “Yo recordaba durante la misa que de pequeño rezaba la oración de Cura Brochero, después participando de los retiros y creo que fui aprendiendo también en el seminario esa espiritualidad de ese misionero de las sierras, ese profeta de los pobres, ese hombre que nos sigue dando esperanza y fuerzas” agregando un pedido personal: “Que la figura de Brochero me ayude en particular a seguir anunciando el evangelio  en el Niger, con fuerza, con esperanza al lado de los más pobres. También con humildad sirviendo y siendo instrumentos simples, como decía Brochero ‘soy una vieja corteza de un árbol que solo sirve para que pase las hormigas’ que tengamos siempre esa conciencia de ser instrumentos“, Para concluir, completa su pertición diciendo: “Quería pedirle a Brochero por la paz en todo el mundo y particularmente por la paz en el Niger en donde hace unos años nos quemaron todas las iglesias”

WhatsApp Image 2016-10-16 at 5.34.29 AM

También el Padre Pedro, secretario de la conferencia episcopal argentina nos dijo que estaba “Muy emocionado por esta canonización, la verdad que ha sido una ceremonia espectacular que se ha vivido con una profundidad espiritualidad enorme. Me sorprendida el silencio en la plaza en los momentos de oración, en particular cuando el Papa Francisco pronunció la fórmula de canonización y ahí creo que todos nos embragó un gran sentimiento, una gran emoción porque finalmente se ha logrado aquello que todos queríamos ver: al Cura Brochero en los altares”, a la vez que agregó que “es significativa la cantidad de obispos que han venido. Alrededor de 35 obispos, más de 150 sacerdotes y por supuesto el pueblo fiel de Dios, los laicos que han acompañado con gran alegría. Esto se ha vivido como una fiesta en estos días”.

14681850_1182585285139638_6154400576906175411_n

Monseñor Santiago Olivera, Obispo de Cruz del Eje y delegado episcopal para la Causa de Los Santos, sumó su emotivo testimonio:

“Como dos sentimientos: uno que Dios escucha a su pueblo, esto es fruto de la oración de tanta gente del pasado y de nuestro tiempo. Fruto de la oración perseverante, la intuición y el olfato de nuestro pueblo. Y también sin lugar a duda esta gracia tan particular del propio Brochero que sigue caminado por nuestras vidas haciéndonos el bien. Es tanta la alegría que uno parece que las palabras quedan pobres. Yo estoy más que feliz, y como digo la causa de canonización termina pero la causa de Brochero continua en  nosotros en ser solidarios en trabajar por la amistad social en trabajar por el desarrollo, en una vida de desarrollo, con igualdad de oportunidades para todos. Feliz pero también con un renovado entusiasmo de ser los nuevos Brocheros porque hay muchos Santos Guayamas también, así que ha buscar los modos de llegar a todos como lo hacia nuestro querido Cura”.

Continuó diciendo: “Siento que Brcohero es parte de mi clero, me anima en toda mi tarea pastoral, lo hablamos siempre en presente”.

CuraBrochero-Vaticano

A continuación, la doctora Silvia Correale, postuladora para la causa de canonización nos compartió lo siguiente: “en cierto aspecto termina una etapa y comienza otra: porque creo que ahora que ya es San Josó Gabriel del Rosario Brochero, en Argentina tenemos un intercesor Santo y un instrumento de pastoral vocacional y sacerdotal, que creo que es muy importante para nuestra historia, para el pasado, para el presente y para el futuro. Se abre una etapa nueva de trabajo pastoral en las diócesis, con la gente y con los jóvenes que va a ser un don de Dios para toda la Argentina y también es un don dela Iglesia Argentina ala Iglesia Universal. También es un compromiso para los sacerdotes argentinos de ser ejemplo de santidad siguiendo la huella que dejó el Cura Brochero”. En el momento preciso de la canonización Silvia dijo que “no hay palabras para describir la emoción” que vivió. La conmoción fue grande.

WhatsApp Image 2016-10-16 at 5.12.10 AM

Si hablamos de testimonios emotivos nos podemos dejar de compartir el del Padre Juan Martinez, sacerdote de la Arquidiócesis de Córdoba: “Espero no quebrarme. Recién nos quedamos con un grupito de curas esperando que Francisco terminara de saludar la Plaza, me mato cuando sale de la misma que ingresa al Palacio apostólico y lo ultimo que hizo fue levantar la mirada a Brochero, nos levantó la mano y bueno ahí nos quedamos mudos, sin poder decir nada. Una alegría enorme como iglesia, como familia de fe, como cura. Creo que esto tiene que ser el envión que necesitamos para seguir haciendo del Evangelio de Jesús un estilo de vida en nuestro tiempo y como el Cura abriendo los caminos en nuestro tiempo”.

“La gracia que hoy está caído a baldes en la República Argentina por el Cura Brochero ha sido, es y será, sin duda, en los tres tiempos pasado, presente y futuro como le gustaba decir al cura, la razón para que nosotros recemos. Viva Argentina, viva el Cura Brochero y que esta alegría nos dure y por muchos Brocheros más” comentó el diácono permanente Alberto Roselli, también periodista.

 

ARCHI_326050