Miércoles, 28 de enero de 2015

Decálogo para evangelizar en las redes

Miércoles, 28 de enero de 2015
image_pdfimage_print

10865916_906805919353837_5862065713882494900_o

28/01/2015 – Hace algunos meses apareció en la red una linda iniciativa: IMision. Se trata de un conjunto de jóvenes pertenecientes a distintos movimientos, congregaciones y familias religiosas que comparten una misma inquietud y llamada: evangelizar en Internet. A través de algunos encuentros digitales se dieron cuenta que si trabajaban en conjunto, compartiendo experiencias y formando red el trabajo podía ser mucho más enriquecedor, productivo y en definitiva evángelico. Linda iniciativa a la cual adherimos y nos sumamos, porque también puede ser un buen testimonio de amor, de modo que los jóvenes en la web nos reconozcan “por como se aman”.

 

Luego de algunos debates y compartires, hace algunos días publicaron una especie de decálogo con 10 puntos a tener en cuenta a la hora de IEvangelizar.

1. En el origen, Cristo. Jesús dice: “Vayan por todo el mundo y proclamad el Evangelio a toda criatura” (Mc 16,15). Este es el mandato del que nace la llamada a la evangelización también en el Continente Digital.

2. Internet, un “lugar”, no un medio. La Red no es sólo un instrumento, es un lugar habitado. Se trata de Evangelizar en Internet, no tanto de ‘usar’ Internet para evangelizar.

3. La clave, el testimonio. Para la Iglesia el primer medio de evangelización consiste en un testimonio de vida auténticamente cristiana…” (Evangelii Nuntiandi, n.41). Los contenidos no evangelizan de modo auténtico sin nuestro testimonio explícito del amor de Dios en la Red.

4. Nuestra fuerza, la gracia. “Sin mí no podés hacer nada” (Jn 15, 5). Sólo unidos a Cristo, viviendo una verdadera vida cristiana en fidelidad y amor a la Iglesia, los iMisioneros podemos dar un fruto abundante y superar la tentación del desaliento y del activismo.

5. Somos pueblo, comunidad. Tan significativo como el testimonio personal es el testimonio comunitario. Una comunidad de testigos, acogedora y abierta, capaz de acompañar hacia Cristo a los que se acercan, tiene mucho más fuerza e impacto para iEvangelizar que los proyectos personales aislados.

6. En todo, la claridad. La soberbia, la división y las críticas sin caridad entre cristianos, provocan un escandaloso espectáculo que engendra escepticismo y a veces hasta ateísmos. Construir Iglesia, pedir y trabajar la comunión, es una urgencia si queremos ser apóstoles de Cristo y no esclavos del Malo que divide también en la Red.

7. Abiertos, para todos. iEvangelizar exige abrirse al diálogo con una actitud humilde a todos, no sólo a aquellos que acogen la fe de buen grado, también a quienes la desconocen o están más alejados.

 Tus actos

 

8. Buscamos dar fruto, no tener éxito. Perseguir solo el tener más seguidores, amigos, visitas… es una forma de idolatría. Debemos estar alertas para no dejarnos atrapar por la fascinación del medio. Los iMisioneros no buscamos tener éxito personal sino dar los frutos del Reino.

9. Por lo virtual a lo presencial. La iEvangelización tiene su punto de partida en el mundo digital, pero intenta traspasar sus fronteras y provocar el encuentro en el mundo presencial. La iEvangelización se verifica, se purifica y se potencia con el encuentro presencial.

10. Siempre discípulos, siempre aprendiendo. Los iMisioneros vivimos en permanente búsqueda de los lenguajes que puedan interpelar hoy el corazón humano y anunciar a Cristo. Para esto los iMisioneros necesitamos una vivencia responsable de la fe y una formación continuada en el ámbito de la comunicación y las nuevas tecnologías.