Martes, 13 de octubre de 2015

El pueblo de Famatina otra vez en pie de lucha contra la megaminería

Martes, 13 de octubre de 2015
image_pdfimage_print

P. Omar quinteros

13/10/2015 – Autoridades, vecinos y asambleístas de la ciudad riojana de Famatina renovaron su rechazo a la instalación de la minera salteña Midáis en torno al río Blanco para la búsqueda de oro, marco en el cual grupos ambientalistas decidieron extender “por tiempo indeterminado” un bloqueo al paso de móviles de la empresa.

A su vez, los manifestantes repudiaron la presencia de agentes de la Guardia de Infantería de la policía provincial. Por orden del gobernador de La Rioja, Luis Beder Herrera, el acceso al cauce del río Blanco quedó custodiado con presencia de la policía provincial, que se instaló en la zona con armas y escudos protectores.

Cabe recordar que la justicia de Chilecito aceptó un pedido de restricción de acercamiento presentado por el dueño de la compañía, el empresario salteño Miguel Urtubey, a quien se lo vincula familiarmente con el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

Además, los manifestantes denunciaron que las fuerzas de seguridad levantaron un muro divisorio de arena que corta el río para impedir un supuesto avance de la gente, “con el riesgo que eso significa mientras nieva en las altas cumbres”.

En diálogo con Radio María el Padre Omar Quintero, párroco de Famatina quien acompaña en esta lucha al pueblo de Famatina “es un proyecto del que se tiene poco conocimiento porque no tiene habilitación ni provincial ni municipal por lo tanto no hay antecedentes sobre el proyecto, incluso la persona que está al frente del proyecto no está registrada en AFIP, por lo que no tenemos otros datos. Sí sabemos que hace un par de meses se ha instalado en el Río Blanco un campamento con maquinaria, personal que está extrayendo material arenaurífera y aunque en principio parecía algo precario vemos como poco a poco se va montando una maquinaria que creemos sería un trampolín para que luego otras empresas como Barrick puedan acceder al cerro Famatina por un lugar que es mucho más vulnerable, al no ser el mismo pueblo de Famatina. El Río Blanco es muy ancho y permite el acceso al cerro por el mismo río si se cuenta con maquinaria de gran porte”.

En cuanto a los posibles daños el párroco de Famatina, aclaró que”carece de licencia social por lo que del vamos ya es un atropello a las poblaciónes que habitan y que se alimentan de los glaciares que envían el agua hacia los canales, ríos y diques. Y por otro lado, el daño que provoca si se implementa la minería a cielo abierto, tenemos fresco en la memoria lo que ocurrió en Jáchal en San Juan en donde se utilizan millones de litros de agua, toneladas de explosivos y gran cantidad de cianuro, por lo cual trae aparejado una tremenda contaminación no sólo de la tierra, sino las napas de agua, y el aire.

Además, es zona sísmica y no tenemos ninguna garantía de que alguna de esas grandes lagunas con los desechos tóxicos que deja la minería no pueda derramarse y poner en peligro la calidad de vida de las poblaciones como está sucediendo en Jáchal, San Juan, iglesias y otras comunidades. Por eso, siguiendo el principio precautorio, en Famatina venimos resistiendo desde hace varios años venimos resistiendo a la idea y a la posibilidad de que se implemente ese método de minería a cielo abierto”.

“Es importante que se nacionalice porque el objetivo de este gobierno (provincial) es invisibilizar esta lucha, estos reclamos y esta resistencia pacífica en Famatina” invitó el sacerdote.