Jueves, 25 de junio de 2015

Violencia escolar: repensar la educación

Jueves, 25 de junio de 2015
image_pdfimage_print

escuela1

25/06/2015 – La violencia escolar volvió a ser noticia luego de dos incidentes que tomaron visibilidad en los últimos días. La semana pasada el director de un secundario de un colegio técnico en Mendoza fue agredido con patadas por un alumno y parte de su familia. El director intervino entre una pelea de estudiantes, logró separarlos y hacerlos regresar a su casa. Al rato, el alumno de 14 años volvió junto con su padre, su mamá y un primo. El director, al recibirlos creyendo que querrían conversar de lo ocurrido, recibió una golpiza que continuó mientras estaba ya en el piso. Otros docentes intervinieron y lograron rescatarlo. A este caso se le suma el de una docente de literatura que fuera de sí insulta a los alumnos, los trata de “tarados”, “imbéciles”, “les voy a encajar tantos unos como se me de las ganas”. La noticia trascendió porque los alumnos filmaron ese momento y se esparció por toda la red.

Ante estas situaciones algunos docentes proponen retomar el sistema de amonestaciones como un modo de poner disciplina, y vuelve el debate sobre la violencia social que se revela en diversos ámbitos incluídos la escuela .

María Fernanda Maurutto dialogó con  el Lic. Castro Santander, miembro del Observatorio de convivencia escolar, sobre este fenómeno que se repite en diferentes provincias Argentinas quien dijo que “yo creo que a este problema también podríamos trasladarlo a Latinoamérica. Hace bastante que ya no hablamos solamente de la violencia entre los estudiantes: son los estudiantes, la relación entre los padres y docentes, el tema entre los docentes y los alumnos, e incluso entre los docentes que se da el “acoso laboral” muy similar el bulyng y que todavía no se está hablando”.

“No nos cansamos en insistir que el fenómeno de la violencia es muy complejo, tanto que decimos que es un fenómeno bio-psico-socio-cultural-económico y político. Diciendo que la culpa la tiene la familia, o los medios, nos quedamos cortos. La escuela no es casa de resonancia de la violencia social sino que es parte de la violencia social. ¿No será la sociedad caja de resonancia de la familia?.” se preguntó el especialista.

“Son fenómenos complejos y la respuesta debe ser integral y no lo estamos haciendo. No se puede justificar el trato de esa docente a sus alumnos, y de hecho, sin conocerla ya te diría que debe estar arrepentida y hasta es probable que sus alumnos la hayan incitado”.

El especialista habló de la necesidad de repensar la educación: “En el trasfondo de todo esto hay algo que seguimos repitiendo y no le damos respuesta: tenemos una escuela del siglo XIX y los chicos son del siglo XXI, hay una brecha generacional y estamos tratando de arreglar todo esto con estrategias de otro tiempo con chicos totalmente distintos; por ejemplo la vuelta a las amonestaciones. Tenemos que repensar absolutamente todo el modelo educativo”. 

La violencia cotidiana de cada día

“No estamos haciendo nada en el origen e la violencia y pedimos protocolos para la violencia que ya fue, pero no hablamos de prevención. La violencia generalmente es una conducta aprendida, empecemos a ser cuidadosos sobre cuáles son los ámbitos de aprendizaje de la violencia que por supuesto tendremos en primer lugar a la familia, pero la escuela no es víctima sino que también tiene practicas violentas, por ejemplo, con el abuso de poder a través de la evaluación”

“Se transforma casi en un hecho cultural porque lo hemos naturalizado. Nos estamos tratando muy mal y hay mucha crispación social, y eso se traduce en los chicos que son mucho más perceptivos y lo aprenden” comentó el especialista.