jueves, 6 de septiembre de 2018

Inés Franck: Quieren cambiar la educación sexual con una propuesta ideologizada y hegemónica

jueves, 6 de septiembre de 2018
image_pdfimage_print

 

Algunos contenidos ideológicos de la educación sexual integral han generado protestas de padres y docentes.

 

6/9/2018 – La abogada y socióloga Inés Franck, especializada en temas de jurídicos y bioéticos, criticó el contenido del proyecto que impulsa el sector abortista en la Cámara de Diputados de la Nación para modificar la legislación vigente en esa materia.

Entrevistada en Diálogos de actualidad, Franck aseguró que, con la imposición de la ideología de género, se vulneran derechos de los niños, de sus padres, de las escuelas y hasta de los gobiernos provinciales.

También escuchamos el testimonio del legislador de la provincia de Córdoba, Aurelio García Elorrio, quien se animó a cuestionar la ideología de género, y resultó víctima de amenazas de repudios públicos por parte del oficialismo de su provincia.

Nos ocupamos del tema porque en Diputados se ha instalado este debate por la aprobación de un dictamen de un proyecto de ley que busca modificar la ley de educación sexual integral (ESI) que está vigente desde 2006, a la que le quieren hacer cambios que generan polémica porque, entre otras cosas, buscan imponer conceptos relacionados con la ideología de género, como, por ejemplo, dejar de hablar de “mujer” y de “varón” e instalar, en su lugar, conceptos como el de “diversas identidades de género”.

El martes a la tarde trataron el tema en comisión de la Cámara de Diputados, de manera sorpresiva (al punto de que no todos los diputados se enteraron y varios no pudieron estar), por voluntad de los mismos diputados que hace seis meses atrás impulsaron la ley de aborto “a demanda” que no prosperó, y que ahora impulsan estas modificaciones con la excusa de que la ley actual no se cumple o no sirve.

 

El verdadero debate

El tema no es “educación sexual sí o educación sexual no”. Hay consenso generalizado en que es necesario educar a todas las personas en una sexualidad sana, integral, responsable y con valores. Lo que se discute es el tipo de educación sexual que se quiere imponer, porque no todos adhieren a la ideología de género, y a su estrategia de confusión que establece una suerte de persuasión estatal casi totalitaria para que en la escuela se les enseñe a los niños que la biología no tiene nada que ver con la sexualidad, lo que es una mentira y un engaño.

Además, como está planteada en el proyecto, desconoce el derecho de los padres a educar a sus hijos de acuerdo con sus propios valores, fundados en una sana antropología, como se brinda, por ejemplo, en la mayoría de las escuelas confesionales, que, si se aprueba esta ley se verán obligadas a hacerlo con ideología de género.

Consultada al respecto, Inés Franck señaló: “Es preocupante que se quiera bajar una línea tan hegemónica como la ideología de género; también es preocupante que se les quite a los padres la posibilidad de impartir sus valores”.

Acerca del proyecto de ley, Franck dijo que “es un proyecto de ley absolutamente contrario a la Doctrina Social de la Iglesia porque sostiene que la conducta sexual de una persona se escinde totalmente del dato biológico”. Agregó que “es preocupante que, desde el Estado, se quiera bajar una línea tan hegemónica como la ideología de género; también es preocupante que se les quite a los padres la posibilidad de impartir sus valores”.

Para los colegios confesionales, sugirió “trabajar en un blindaje ético del ideario, incluso con un abogado, para que sea inatacable; animar y capacitar a los docentes; y, si se aprueba, recordar que las provincias no tendrían obligación de adherir a esta ley porque no respeta el federalismo”.

 

“Eliminar controles”

Por su parte, el legislador Aurelio García Elorrio dio que “a la Argentina le están exigiendo el aborto y la ideología de género. Yo dije en Río IV que lo que se imparte con ESI es ‘corrupción de menores’, porque no pueden decirle a un niño de siete u ocho años que da lo mismo enamorarse de un varón o una nena. Les lavan la cabeza a los niñitos, y ahora quieren eliminar el control que se hace en algunos colegios y el que hacen los padres”.